Sitio de escritores y cultura hispanoamericana

¿Qué es Literalia?

Archivos     Eventos Concursos
 

Novela firmada con seudónimo
habría sido escrita por Carlos Fuentes

El escritor mexicano Carlos Fuentes sería el autor de Los misterios de La Ópera, una novela publicada en enero de este año y firmada con el seudónimo de Emmanuel Matta, según indicaron investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam).

El libro había sido lanzado al mercado por su editorial, Random House Mondadori, con una enorme campaña publicitaria a pesar de que su supuesto autor era un perfecto desconocido.

El método estiloestadístico aplicado a la novela para establecer su autoría fue desarrollado por un equipo al mando del doctor en física estadística de la Unam, Enrique Hernández, y estableció, con una probabilidad del 95 por ciento, que Emmanuel Matta y Carlos Fuentes son la misma persona.

Los analistas aplicaron tres pruebas estadísticas y lingüísticas a la novela del supuesto Matta y a tres novelas de Carlos Fuentes escogidas al azar: El instinto de Inés (2001), Las buenas conciencias (2003) y Viendo visiones (2003). Al cotejar los textos y “cruzarlos” con las páginas de Los misterios de La Ópera llegaron a la conclusión de que los cuatro libros tienen características similares en vocabulario y repetición de palabras, y en el hecho de que en cada frase hay una unidad de información.

La publicidad de Los misterios de La Ópera comenzó un mes antes de la publicación, y la tirada fue de 25.000 ejemplares, una cifra casi exclusiva para probados best-sellers y de la cual hasta ahora se han vendido unos 10.000. El lanzamiento interesó a los medios literarios mexicanos, donde no se conocía el nombre del supuesto autor, y se planteó una serie de hipótesis que incluían en un primer momento a Gabriel García Márquez, Jorge Volpi y Sergio Pitol.

Fuentes, quien no ha declarado al respecto, sí ha anunciado en cambio que hará próximamente una donación de libros a la nueva Biblioteca de México “José Vasconcelos”, y que intentará convencer a su colega colombiano Gabriel García Márquez de hacer lo propio, según informó Sari Bermúdez, titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), el pasado miércoles 16 de agosto.

Fuentes: ClarínEl FinancieroNoticias de Oaxaca

 

Premio León Felipe de Poesía para la española Alicia González

La periodista Alicia González (Madrid, 1971) ha resultado ganadora del V Premio Internacional de Poesía León Felipe con un poemario único de verso libre titulado Satisfacciones de esclavo, del que el jurado ha valorado el léxico y la calidad literaria del poema.

El fallo del jurado se dio a conocer el pasado 12 de agosto en Tábara (Zamora), tierra de nacimiento de León Felipe, durante el acto de clausura de los cursos de la Universidad de Verano Hispano-Portuguesa de Aliste, Tábara, Alba y Tras os Montes, que este año han versado sobre los templarios y la literatura fantástica.

El director de los cursos y miembro del jurado del premio, el poeta zamorano Jesús Losada, destacó que la obra ganadora está escrita en verso libre y tiene como hilo conductor “una visión del amor desde el punto de vista femenino”.

Satisfacciones de esclavo es un poemario único de cerca de medio millar de versos que será publicado el próximo año por el Centro de Estudios Literarios y de Artes de Castilla y León (Celya), organizadora del certamen poético que patrocina el Ayuntamiento de Tábara.

El premio está dotado con la publicación de la obra, la entrega de cien ejemplares al autor y el 10 por ciento de los ingresos por ventas del poemario, así como una escultura conmemorativa.

La obra ganadora fue seleccionada entre 462 poemarios que se presentaron al certamen en esta quinta edición, que es la que más trabajos ha recibido, con participantes procedentes de toda España y de países como Portugal, Francia, Alemania, México, Cuba, Colombia, Israel o China.

Alicia González, que ha trabajado como redactora y locutora en el programa de Radio Nacional de España “El ojo crítico” y en Radio Madrid de Cadena Ser, es actualmente responsable de Comunicación del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz (Madrid).

La lectura del fallo del jurado se hace coincidir en cada edición con la presentación del libro de poemas ganador del año anterior y la entrega a su autor de una escultura de Jorge Villalmanzo realizada con maderas nobles y hierro forjado.

Este año recibió el premio de la cuarta edición del certamen el poeta y empresario navarro Javier Asiaín (Pamplona, 1971), por Votos perpetuos, un conjunto de poemas con los que realiza “una simbiosis del mundo espiritual con el mundo erótico”, según aseguró el propio autor.

Asiaín reconoció que la idea de mezclar dos mundos que históricamente están tan separados, como es el de lo religioso y lo erótico, hace que el poemario no deje indiferente a nadie, ya que es “una idea original que, o gusta mucho, o no gusta”.

El poeta navarro tiene ya publicados otros poemarios como Efectos personales o Anatomía enferma y atesora otros premios poéticos como el Arte Joven de Poesía del Ayuntamiento de Madrid, el Ciudad de Getafe, el Francisco Yndurain de las Letras de Pamplona o el Ciudad Sant Andreu de la Barca.

Javier Asiaín reconoció que le resultó “muy atractivo” presentarse al premio León Felipe porque el certamen lleva el nombre de “uno de los grandes” poetas españoles y tiene como incentivo la entrega del premio en la localidad natal del poeta, en presencia de los sobrinos-nietos del rapsoda que residen en Tábara.

Fuente: EFE

 

Poetas de Latinoamérica
se reunirán en Córdoba

Entre el 13 y el 15 de octubre se realizará en Villa María, Córdoba (Argentina) el 2º Encuentro de Poetas Latinoamericanos, evento que bajo el lema “En el centro del país celebramos la hermandad de los pueblos” es organizado por la filial de la Sociedad Argentina de Escritores (Sade) que funciona en esa ciudad.

El encuentro tiene como objetivo acercar a los pueblos a través de la poesía. Se realizará mesas de lectura en las que los participantes expondrán sus producciones, por un tiempo máximo de siete minutos, a los presentes.

Con el auspicio de la Municipalidad de Villa María, la Universidad Popular de Villa María y el Concejo Deliberante de la Ciudad de Villa María, el evento se iniciará el viernes 13 con una celebración gastronómica.

Los grupos de poetas que formarán las respectivas mesas de lectura cada día, serán seleccionados al azar, por sorteo previo al comienzo de cada ciclo programado. El público y demás asistentes al encuentro, elegirán por medio de voto universal, de entre todos los participantes de las diferentes mesas de lectura, al Poeta Revelación 2006, quien será galardonado con un premio especial. Los oyentes y público en general podrán asistir a escuchar gratuitamente cualquiera de los puntos del programa.

Se contará con la presencia de invitados especiales de diversos países, que tendrán a su disposición un plazo mayor de tiempo de lectura, para que los asistentes puedan gozar de su exposición.

Tras la jornada inaugural, el sábado 14 se realizará la primera sesión de la mesa de lecturas, desde las 8:30 hasta las 11:30 de la mañana, cuando los asistentes serán conducidos a un paseo por la ciudad. En la tarde se desarrollará la disertación de los invitados especiales y se entregarán los premios del concurso “Primo M. Beletti”, además de la segunda mesa de lecturas. En la noche se realizará un espectáculo poético musical, una cena y una peña literaria.

El domingo 15, los participantes asistirán a la 3ª mesa de lecturas, que se realizará entre las 9 y las 11:30 de la mañana. A esa hora se celebrará la clausura y se entregarán los certificados correspondientes. A las 12:30 se realizará un almuerzo de despedida.

Para solicitar información sobre el encuentro, diríjase a la sede de Sade Villa María, en la Dirección de Cultura de la Universidad Popular (Bv. Sarmiento y San Martín 5900, o a través de los teléfonos 0353 4527092 (Luciana), 0353 154064544 (Eduardo Cichy), 0353 154113008 (Eduardo Belloccio) y 0353 154116389 (Luis Luján). También se puede escribir a encuentrodevillamaria@yahoo.com.ar.

La inscripción al evento tendrá un costo de $20 para residentes de Villa María y $40 para participantes de otras partes de Argentina. Este monto incluye alojamientos y comidas. Los acompañantes no pagan inscripción, pero la organización no se hace responsable de sus gastos.

 

Historial militar de Günter Grass es público
desde hace muchos años

Un documento del ejército estadounidense que registra al escritor alemán Günter Grass como prisionero de guerra, con la aclaración de su unidad: “SS-Pz-Div. Frundsberg”, la 10ª División Panzer de las SS “Frundsberg”, y su rango de soldado, reposa desde hace muchos años en los archivos militares de Berlín, donde podía ser examinado por cualquier ciudadano que así lo solicitara.

El archivo militar indica que Grass fue capturado el 8 de mayo de 1945 en Marienbad, en el sudeste de Alemania, cuando contaba 18 años. La noticia apareció el miércoles 16 de agosto en el diario alemán Berliner Zeitung, y cita al subdirector del archivo militar, Peter Gerhardt, quien agregó que hasta ahora nadie ha hecho tal solicitud.

Grass, de 78 años, ganador del Premio Nobel de Literatura de 1999 y predicador moral de los excesos del nazismo, ha sido muy criticado por no haber divulgado que militó en las Waffen-SS, la rama militar de las SS de Adolfo Hitler.

Dirigidas, por Heinrich Himmler, las Waffen-SS eran el brazo de combate de las SS. Tras ser creadas para proteger a la dirección del Partido Nazi, terminaron convirtiéndose en una fuerza de combate especialmente activas en la perpetración del holocausto. Combatieron en las campañas más cruentas junto a las unidades del ejército regular alemán, y se distinguieron por no retroceder ante el enemigo pese a sus cuantiosas bajas, así como el ensañamiento contra los enemigos civiles y los prisioneros de guerra.

Era ya conocido que Grass había sido herido en combate, el 20 de abril de 1945, y tomado prisionero por el ejército estadounidense, pero no que había servido en las Waffen-SS.

Grass indicó que a los 15 años buscó ingresar al servicio de submarinos como un modo de alejarse de su familia. “Fue similar a lo que le ocurrió a muchos de mi generación”, explicó. Sin embargo fue rechazado, y el ejército lo aceptó dos años más tarde. Grass se reportó para el servicio activo en Dresde a inicios de 1945. Fue entonces cuando se dio cuenta de que había sido asignado a la 10ª División Panzer “Frundsberg” de la SS, sirviendo en el este del país, aunque, según dijo, nunca disparó un tiro.

La polémica suscitada por la confesión de Grass ha alcanzado a medios intelectuales y políticos de todo el mundo. El autor, que durante décadas ha instado a los alemanes a conformarse con su pasado nazi, ha recibido en días recientes duros ataques de escritores, críticos literarios, historiadores y políticos.

Lech Walesa, Premio Nobel de la Paz y ex presidente polaco, amenazó con devolver su ciudadanía honoraria de la ciudad de Gdansk si no lo hace Grass. “Si hubiéramos sabido que Grass fue miembro de las SS, probablemente no lo habríamos nombrado ciudadano de honor de Gdansk”, señaló el líder polaco.

“Dimos la ciudadanía a un Grass diferente”, agregó Walesa, quien acusó al autor alemán de arrogante. Políticos de Gdansk y representantes del gobierno derechista del partido Ley y Justicia (PiS) le pidieron al autor alemán que renunciara al título, que le fue concedido en los años 90. El escritor ha dicho que no ve razón alguna para renunciar a ese honor, “pero si la ciudad de Gdansk lo decide, lo aceptaré”.

En carta abierta a Lech Walesa, Adam Michnik, director del diario polaco Gazeta Wyborcza y una de las principales figuras de la oposición anticomunista en los años 80, pidió a los políticos de su país que no critiquen al escritor alemán por un error de juventud.

Michnik señala que con toda su biografía posterior el escritor demostró su compromiso con los derechos humanos, las libertades y la democracia. “Grass confesó su error y aseguró que sintió muchos remordimientos de conciencia por lo que hizo, alistarse en la Waffen SS, y ese paso suyo se merece mucho respeto y admiración”, afirma el periodista.

“Es penoso que inmediatamente empezasen a aullar aquellos a los que les gusta ensañarse con todos los que tuvieron tropezones en sus vidas, demostrando su bajeza”, dice. “Lamentablemente”, agrega, “entre los perseguidores de Grass figura Lech Walesa, que consideró oportuno añadir un poco de hiel y de desprecio contra Grass”.

“A Walesa quiero recordarle que otro alemán que también erró, coetáneo de Grass, vistió en los últimos meses de la guerra el uniforme de los soldados hitlerianos”, agrega Michnik. “Ese otro alemán confesó que, aunque era de una familia antifascista, en los años cuarenta, en los momentos de los mayores triunfos de Hitler, sentía cierto orgullo patriótico. ¿Opina Walesa que ese otro alemán también debería renunciar a algo por su pasado? Por si acaso, quiero que Walesa sepa que ese otro alemán se llama Joseph Ratzinger, ahora más conocido como Benedicto XVI”.

“Y quiero que conste que esta carta mía no es en defensa de Grass, porque una figura tan grande no necesita mi defensa, sino como ayuda para Lech Walesa, para que no continúe por una senda que nunca debió pisar”, concluye la misiva.

Grass dijo haber revelado su secreto porque “le apenaba”, según indicó en una entrevista publicada el sábado 13 en el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung. En respuesta a sus detractores, el autor de El tambor de hojalata declaró el pasado miércoles en un programa televisivo que todo lo que pensaba decir sobre el episodio está en sus memorias, Beim Haeuten der Zwiebel (Pelando la cebolla) —en las que narra su infancia en Dazing, la hoy ciudad polaca de Gdansk, y sus experiencias durante la guerra—, y agregó que “el que quiera juzgarme, que me juzgue”.

El escritor dijo que su corta estancia en el temible servicio secreto alemán ha influenciado en su vida durante los últimos 60 años. “Lo que estoy viviendo es un intento por hacer de mí una persona non grata, de poner en duda todo lo que hice en mi vida después de eso”, dijo Grass. “Y mi vida posterior estuvo marcada por la vergüenza”.

Cuando se le preguntó por qué no había revelado antes su secreto, Grass contestó: “No lo hice y tengo que vivir con eso (...) Ciertamente estaré oyendo acusaciones sobre eso por un largo tiempo. Lo único que puedo decir es que yo trabajé en esa pregunta en este libro y todo lo que tengo que decir sobre el tema esta en él”.

Por su parte, el crítico literario alemán Hellmuth Karasek, uno de los más populares de su país, consideró que Grass no habría recibido el Premio Nobel de Literatura en 1999 de haber publicado antes su confesión. “La Academia tiene unos sensores muy finos y no habría dado el Nobel a alguien de quien se supiera que en su juventud sirvió a las Waffen-SS, y que lo calló durante mucho tiempo”, declaró.

Según el crítico, la revelación le dio “una luz distinta” sobre el destacado autor. Sin embargo, Karasek disculpó la participación de Grass en dicho cuerpo, puesto que contaba con 17 años cuando ingresó.

Sin embargo, el director de la Fundación Nobel, Michael Sohlman, ha dicho que no existe manera de retirarle el premio Nobel a Grass. En base a los estatutos de los premios, “la entrega es definitiva. Nunca ocurrió que a alguien le fuera retirado el premio”.

En el pasado, recordó, hubo campañas masivas contra algunos premiados, como en 1994, cuando se entregó el Premio Nobel de la Paz al entonces presidente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yasser Arafat, junto a los políticos israelíes Itzhak Rabin y Shimon Peres.

Por otra parte, Sohlman recordó el enfado de los nazis alemanes cuando se entregó el Nobel de la Paz en 1935 al escritor y pacifista alemán Carl von Ossietzky, que murió tres años después como consecuencia del tiempo que pasó en un campo de concentración: “Hitler estaba tan enfadado que prohibió que los alemanes aceptaran Premios Nobel”.

El secretario permanente de la Academia Sueca, Horace Engdahl, respondió desde sus vacaciones a las preguntas de los periodistas sobre las posibles reacciones a la confesión de Grass con la siguiente frase: “La Academia Sueca no asumió ninguna posición ni asumirá ninguna”.

Fuentes: BBCEFEEl Mundo (España)IBLNewsPágina/12